Diario de una yandere

Dia 1:
Querido Senpai,
Espero que no te asustase la desaparición de tu cepillo de dientes, necesitaba algo que meterme en la boca, ya que la manzana se había podrido. Mi amado Senpai, te juro que cuando no sepa a ti lo guardaré en el altar que te tengo dedicado.
Senpai, seguro que cuando me ves por los pasillos piensas que soy una chica normal, con problemas normales y amigos normales. Tal vez un poco loca, pero normal. Eso sería así, pero gracias a ti nunca seré normal. Te amo, Senpai, y mataría a cualquiera solo para tenerte a mi lado.
¿Que estoy loca? Puede ser, pero solo deseo que lo nuestro acabe como la relación de mis padres.
Mamá conoció a mi padre en el instituto y se enamoró de él, pero como tenía novia lo durmió con cloroformo y se quedó embarazada de él. Papá no se creía que yo era hija suya, asi que mamá se vió obligada a encerrarlo en el armario de su piso de estudiantes. ¿No es romántico? Ojalá tengamos una historia de amor parecida.
Papá es el único que me escucha, de hecho, cuando está medio drogado podemos jugar a las cartas, aunque a veces tengo que dormirlo con cloroformo ¿No es genial? Es el padre perfecto. Aun así, a veces desearía que nuestra familia fuese normal, asi que, como no colabores, tendré que apuntarte con una pistola.
Senpai, tu y yo una vez fuimos novios. ¿Recuerdas? Duramos un año, pero de repente dejaste de amarme. ¿Por qué lo hiciste? ¿Por esa zorra de Maite? Tranquilo, Senpai, la mataré y me volverás a saludar y amar. Y sino te obligaré a amarme, ya que la rosa que te mandé en San Valentín no sirvió de nada. Si ni con armas me amas, te mataré, te comeré y me suicidaré. Mamá me apoya. ¿No soy romántica a caso?
Mis amigas me preguntan que si me pasa algo, porque ya no soy la Paulita de siempre, me encuentran más fría, más arisca… Pobrecitas, lo que pasa es que quiero desencariñarme de ellas, algún día tendré que matarlas por ti.
En el fondo has jodido mi vida. Ahora todo lo que hago es por ti, solo por ti, y no puedo quedar con nadie, sería engañarte o coger cariño a los seres con los que un día acabaré. Solo tengo a mamá y a papá. ¿Por qué tú?
Supongo que tendré que planear tu castigo… Lo siento, Senpai~

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s