Infierno Radiactivo (Remasterización)#1:Llegando al infierno

Agotada por no parar de conducir desde que salió de su casa, en Siberia, Tchaikvosky Williams detuvo su antiquísimo coche en la entrada de Chernobyl.

Echó hacia atrás el asiento y encendió el lector USB, algo arrepentida de no haber comprado un coche con escaneo mental, pero enseguida recordó la frase de su padre: Más vale pájaro en mano que objeto creado por el gobierno cerca. Y es verdad, esas mierdas llevan dentro un reactor nuclear para generar energía, en ese viaje habría petado. Era mejor su coche antiguo, el cual funcionaba con energía eólica.
Mientras cantaba una canción de ya casi cien años, miró el paisaje por la ventana, y empezó a sorprenderle lo que vió. Un paisaje con plantas fuera de un invernadero. Sí, plantas salvajes, algo que solo había visto en los libros de historia y las novelas de hasta hace cincuenta años. Actualmente solo podías ver plantas en los invernaderos, a donde no iba desde los diez años.
Invernaderos… Le hacían recordar a su padre, Arthur, quien se pasaba horas ahí dentro, con su esposa encima, charlando con ella, escribiendo planes, acariciandola.
De pequeña le parecía imposible que alguna vez fueran completos desconocidos, que se llevasen menos de mil años juntos… Pero con la llegada de la adolescencia aprendió que todos fueron alguna vez jóvenes, y que todas las parejas no estaban juntas desde el nacimiento. Aun así, ella nunca creyó en el amor eterno, al contrario de su madre, ella creía en la muerte de uno de los amantes antes de que el amor degenerase en la simple amistad.
Durmió con la música puesta, y al día siguiente comenzó a mover el coche por la zona, hasta que, a causa de la radiación, el coche terminó petando. En ese momento llamó a su madre.
-¿Tchai, hija…?
-Hola ma… Ya estoy… Dime el siguiente movimiento
-¿Tienes comida suficiente?
Tchaikvosky puso los ojos en blanco, harta de que su madre siempre se preocupase por lo mismo. ¿Qué más le daba a ella que solo se alimentase a base de galletas Principe?
-Que sí, joder, dime el plan…
-Tienes comida en el furgoneta…
-¡Mamá, dime el puto plan!-Tchaikvosky ya estaba desesperada.
Tras unos segundos de silencio, la madre comenzó a darle las órdenes
-Avanza lo máximo posible hasta Prypiat. Tienes esa jodida turbomoto de tu padre  en el maletero de la furgo, con lo cual puedes enganchar la carretadora y llevar las cosas, llevar el coche es demasiado peligroso…
-Perfecto, porque acaba de joderse
-¿Hija, en dónde estás?
-Al lado de la entrada, mamá
La madre volvió a callarse, ahora aún más preocupada
-Quedate ahí quieta, cariño, tengo que pensar en algo para que no te descubran. De momento quedate dentro y intenta aguantar… Te llamo mañana
-Pero… Mamá…-La chica miró el teléfono, indignada. Le había colgado. Tiró el teléfono a los asientos de atrás y cerró los ojos, enfadada. En ese momento empezó a sentir ruido en el árbol que tenía encima. ¿Qué era eso?
Al no saberlo, se le ocurrió colocar una cámara encima del coche y amarrarla, total, tenía seis de esas mierdas, era mejor usarlas antes de que petasen.
Luego de eso, se tumbó en el asiento trasero, cerró con llave y se cubrió la cara con las manos, realmente asustada, solo deseando que llegase el amanecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s