Reflexión

Hay veces que la vida te lleva a lo más hondo. Tocas fondo. Eres escoria humana. Y solo piensas en una cosa: Morir. Morir. Morir.

A poca gente le pasa. Pero sí. Es muy común que alguien que siempre parece feliz de contento lleve detrás estas cosas. O peor aún. Que las lleve delante y le retorne esa depresión y melancolía que un día llevó.

No voy a hablar de ningún caso personal. Pero sí. Esa gente que ves todos los días, saltando, abrazando, corriendo… Esa gente seguramente tiene una maleta con dolor que quiere tirar, pero que ocluta porque sabe que nadie puede ayudarle.

Te sientes gastado. Cansado, aburrido. La gente que te quiere está lejos. La gente que te quería se ha ido porque se hartaron. La gente que te ama no lo entiende. Y solo hay una manera de sentirse vivo. Dolor. Dolor. Más dolor.

Pareces cansado. Las horas pasan rápido. Muy rápido. Pero tú aún no te mueres. Comes y respiras por puro instinto, y porque hay algo que no debes dejar atrás. Pero tu yo egoísta solo lo ve todo oscuro.

¿Tirar la toalla? Bueno. Eso solo estará a mano de unos cuantos. Vaya por dios.

Pero si lo piensas… Después de algo espantoso puede venir algo nuevo.

Solo intenta que los viejos recuerdos no se rían de ti. Será un error que puede costarte volver a sentirte de esa manera.

 

Anuncios

3 comentarios en “Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s